El fracking o comúnmente conocida en español como fracturación hidráulica. Técnica controversial que se emplea para la extracción de gas natural y petróleo, a través de la perforación de la corteza terrestre con el fin de aumentar las capacidades productivas en un área determinada.

¿En qué consiste el Fracking?

Durante el proceso, los perforadores inyectan grandes cantidades de agua, arena, sales y productos químicos, además de químicos tóxicos y cancerígenos para los humanos como el benceno, en depósitos de esquisto y otras formaciones rocosas subterráneas, todo esto a presiones extremadamente altas, para así poder fracturar la roca y extraer el petróleo crudo. Por un lado, su propósito es crear fisuras en las formaciones rocosas subterráneas, lo que aumenta el flujo de petróleo y gas natural, lo cual facilita a los trabajadores la extracción de esos combustibles fósiles. 

Por otro lado, en el ámbito  económico, la técnica de fracturación hidráulica es una método positivo que favorece diferentes áreas económicas y brinda diversas oportunidades a países que  dependían previamente de las importaciones provenientes de fuentes convencionales de energía, además de aumentar no solo el trabajo sino también el flujo de recursos económicos en el área  donde se practica y su entorno.

Es verdaderamente peligroso para el medio ambiente

La práctica indiscriminada de este método de extracción minera, en un mismo entorno genera al pasar de los años problemas ambientales. En este proceso primero se deben mezclar grandes cantidades de agua con componentes químicos tóxicos para crear el líquido llamado líquido Frack y es incluso más contaminado que los elementos radioactivos más fuertes de la naturaleza presentes en el esquisto.  Al finalizar dicho proceso, cantidades considerables de líquido retornan a la superficie originando daños ambientales en ríos, océanos, y arroyos cercanos. De igual forma, los yacimientos de agua subterráneos se contaminan debido al desplazamiento de gas y líquido Frack.  Adicionalmente, en las áreas donde es frecuente la fracturación hidráulica se incrementa la sismicidad y los temblores, también conocido como eventos sísmicos inducidos.

Daniela Parra 
Digital Content Analyst